SERGAT | “Work hard, play hard”: Pullman Barcelona propone 9 planes de ocio para los viajeros de negocio
3559
post-template-default,single,single-post,postid-3559,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

“Work hard, play hard”: Pullman Barcelona propone 9 planes de ocio para los viajeros de negocio

“Work hard, play hard”: Pullman Barcelona propone 9 planes de ocio para los viajeros de negocio

Barcelona, 31 de marzo de 2016- ¿Quién dijo que sólo pueden pasarlo en grande las personas que viajan por ocio? La ciudad condal y Pullman Barcelona Skipper ofrecen también un sinfín de actividades y opciones de entretenimiento para los viajeros de negocios. En perfecta sintonía con su lema “Work hard, play hard”, el hotel ha hecho una selección para que aquellos que dispongan de menos tiempo o se alojen pocos días en la ciudad puedan aprovechar y conocer su faceta más chill out.

  1. Tomarse un selfie en la terraza Atic y que salga la escultura de Frank Gehry – El “Pez”, símbolo de la Barcelona postolímpica, se ha convertido en un elemento inconfundible e icónico de la zona marítima. Y en la terraza, los viajeros podrán contemplar las impresionantes vistas del mar Mediterráneo y de Barcelona, siempre con la colosal escultura como telón de fondo.
  1. Hacer unos largos en la piscina de la terraza Atic – Después de un largo día de reuniones, nadar se presenta como una opción más que apetecible para destensar el cuerpo y renovar los sentidos. Y como ventaja añadida, cabe destacar que los huéspedes pueden disfrutar todo el año de la piscina, ya que se encuentra climatizada.
  2. Visitar el Museo de Historia de Cataluña – Un viaje en el tiempo, que va desde la prehistoria hasta la era moderna. A tan sólo 10 minutos a pie desde el hotel, este centro cultural brinda la oportunidad de conocer la historia catalana a través de su patrimonio arqueológico, histórico y etnológico.
  1. Probar un cocktail creado por Emmanuel Saint-Jean mientras charlas con él en The Blend Lounge & Bar – ¿Qué ponemos? ¿Un Little Caracas o un Dr. Feel Good? ¡Hay más de 20 cocktails distintos para elegir!
  1. Degustar los platos que el chef José Sánchez ha diseñado para el The Blend Restaurant – La responsabilidad de Pullman Barcelona Skipper con el medio ambiente se plasma en su carta gastronómica, que incluye numerosas propuestas de kilómetro 0 y de origen biológico.
  1. Visitar el huerto urbano biodinámico junto a la terraza del restaurante Syrah Mediterrani – Un encuentro con la naturaleza: el huerto urbano de Pullman es un sistema excelente para el autoabastecimiento y para proporcionar a los huéspedes productos saludables provenientes de la agricultura ecológica. Lechugas, tomillo, cebollas tiernas, fresas… ¡Del huerto al plato!
  1. Practicar running por la playa de la Barceloneta – Pocos hoteles gozan de una situación tan privilegiada frente al mar como Pullman. De modo que, dejando el tráfico y las aglomeraciones atrás, el hotel es, sin duda, el mejor lugar para empezar o acabar cualquier sesión de running por la Barceloneta.
  1. Sentirse como James Bond en el Casino Barcelona – Time to play! Póker, blackjack, ruleta francesa… Hay tantos juegos como tipo de perfiles. Como ventaja, cabe destacar que el casino se encuentra a menos de cinco minutos de Pullman. Así que… ¡mucha suerte!
  1. Relajarse en el Fit & Spa Lounge si has perdido jugando a ser James Bond en el Casino Barcelona – Mimar el cuerpo, mente y alma nunca había sido tan fácil como en el Spa Lounge. Sin embargo, si el objetivo es ponerse en forma, nada como el Fit Lounge, donde además se ofrecen programas de entrenamiento personalizado.

 

Word: Pullman_Ocio_Negocio

Foto: HÔTEL PULLMAN BARCELONA SKIPPER – 7341